Nuestros 12 tips para ser más sostenible


Nuestros 12 tips para ser más sostenible

Uno de nuestros valores es la sostenibilidad, en Cloud5 queremos fomentar la concienciación sobre lo importante que es el cuidado del medio ambiente, por ello queremos mostrarte unos tips que te ayudarán a ser más sostenible y responsable con el planeta Tierra. 

Aquí te dejamos unos consejos puedes llevarlos a cabo en tu hogar como en nuestras viviendas:

 

1. Medir el gasto de agua

Todos sabemos que el agua es uno de los recursos vitales para vivir y que es completamente necesaria en nuestro día a día. De toda el agua que existe en el planeta, solo el 1% es apta para el consumo humano, pero muchas personas no somos conscientes de la importancia que tiene el ahorro diario de este recurso. Hoy te traemos varios consejos que te supondrán un ahorro de agua y de dinero

  • Intenta sumarte a las duchas y dejar a un lado los baños largos
  • Cierra el grifo mientras te lavas los dientes o te afeitas.
  • Pon la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén llenos
  • No descongeles los alimentos con agua caliente, sé previsible y sácalos la noche antes. 
  • Es preferible que utilices la lavadora antes que lavar a mano ya que se consume un 40% menos de agua. 
  • Intenta aprovechar el agua que se desperdicia hasta que sale caliente en la ducha. 

 

2. Forma parte de movimiento Zero Waste ( 0 residuos)

Tal como dice su nombre, el movimiento Zero Waste consiste en producir cero residuos. El objetivo de este movimiento del que cada vez participa más gente es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos diariamente. 

Entendemos por basura, todo aquello que no podemos reutilizar de ningún modo, es decir no lo podemos reciclar ni tampoco puede ser compostado, por lo que acabará en un vertedero. 

De este modo, no sólo estamos reduciendo nuestra huella, además, nos permite reducir el uso de cosas materiales e innecesarias. 

En la tienda Online Zero Waste podrás encontrar mucha variedad de productos que te servirán para fomentar este movimiento. 

 

3. Reduce el consumo de plásticos

La invasión de plásticos en el mundo es una realidad que cada vez nos asusta más a todos. Si las personas queremos preservar el planeta, tenemos que ser conscientes que cada uno de nosotros tenemos que colaborar y aportar la ayuda necesaria para parar esta situación.  

Los registros obtenidos nos indican que se producen 500 millones de toneladas de plástico en el mundo en tan sólo un año. Este último año 2020 hemos generado más de un 900% más de plástico que en el año 1980 y todo parece indicar que en el 2050 los océanos podrán contener más plástico que peces. 

¿Cómo podemos evitar el consumo innecesario de plástico en el planeta? A continuación te indicamos unos tips muy sencillos que te ayudarán a cambiar el futuro de todos. 

  • Evita los plásticos de un solo uso como las pajitas o los envases
  • Si vas a comprar, intenta utilizar una bolsa de tela.
  • No te olvides de reciclar los chicles, ya que por si no lo sabías también están hechos de plástico. 
  • Utiliza pinzas para tender la ropa de madera.
  • Substituye los tuppers de plástico por recipientes de cristal.
  • Evita el uso de cosméticos que contengan microplásticos e intenta comprar productos biodegradables.
  • Dale una segunda oportunidad a según qué envases y reutiliza. 

Puedes hacerte socio/a de Anarpla y obtener mucha más información sobre el reciclaje de plástico. Y si buscas un supermercado ecológico y sin envases de plástico, Linverd es tu sitio.

 

4. Haz un uso responsable de papel 

El papel es un bien escaso al igual que el agua, por tanto tenemos que intentar entre todos sacarle el máximo provecho. No utilices servilletas de más e intenta no tirar folios que puedan ser aprovechados. 

Una opción más sostenible es pasarte al papel de piedra, ya que es un papel 100% biodegradable que está fabricado sin agua, sin cloro y sin árboles. Además se emite un 50% menos de CO2 que el papel vegetal y se consume un 50% menos de energía. Y por si fuera poco, es resistente, impermeable y con un tacto suave. 

En EmanaGreen podrás comprar varios productos fabricados con papel de piedra. ¿A qué estás esperando?

 

5. Utiliza productos de limpieza ecológicos

Todos nosotros somos consientes que la mayoría de los productos de limpieza y desinfectantes llevan grandes cantidades de sustancias que pueden afectar negativamente a nuestra salud, provocándonos alergias, daños en los pulmones, irritaciones en la piel, ojos  y nariz. Además, generan residuos tóxicos que dañan el medio ambiente y contribuyen a la contaminación de ríos y mares.

Por esta razón, te animamos a reducir el uso de estos productos o sustituirlos por otros con menos símbolos que indiquen riesgos para las personas y el medio ambiente o optar por opciones más ecológicos.

Aquí te dejamos algunas marcas españolas de productos de limpieza ecológicos: 

6. Recicla adecuadamente

A veces no tenemos tan claro dónde tirar ciertos envases y al final optamos por tirarlo en el contenedor erróneo, por ello, siempre hay que fijarnos en las imágenes que hay en cada contenedor, y en el caso de que exista alguna duda, podemos consultarlo por ejemplo en Ecoembes donde nos ayuda a saber qué es lo que va en cada contenedor, que se puede reciclar y cuales son los errores más comunes que cometemos.

¿A qué esperas? ¡Nunca es tarde para empezar!

 

7. No tires el aceite de cocina por las cañerías

¿Sabías que un solo litro de aceite de cocina puede contaminar hasta 40 mil litros de agua?

Así es. Además, del daño que produce a las tuberías. 

Por este motivo, debes de dejar de tirar el aceite por las cañerías, y elegir otras opciones más sostenibles. Por ejemplo, cuando tengas el aceite usado y esté frío, viértelo en un envase, ya sea en una vieja botella de aceite o agua. Después, deposítalo en el contenedor de “desechos no reciclables” o a un centro de reciclaje de aceite. 

De esta manera estarás ayudando a tener unas aguas menos contaminadas.

 

8. Opta por productos reutilizables 

Los productos desechables son una de las causas más graves de acumulación de desechos no biodegradables. Sin mencionar que para su producción, necesitan grandes cantidades de petróleo o de papel. De modo que, si necesitas comprar algo, piensa si realmente lo necesitas, de qué material está hecho, y si tienes la opción de sustituirlo por un producto ecológico reutilizable.

A continuación, nombraremos algunas empresas ecológicas 

 

9. Di adiós al usar y tirar

¿Sabes que cantidad de cosas tenemos en cara de usar y tirar sin ser conscientes? Por ejemplo, las servilletas de papel o el papel de cocina, el papel de plata o las botellas de plástico.

Si optamos por usar servilletas de tela y bayetas en lugar de papel, reduciremos en gran medida este tipo de residuo ya que sin darnos cuenta despilfarramos el papel de manera desorbitada.

Por otro lado, si habitualmente llevas bocadillos o agua para estar comer fuera de casa, es mucho más lógico que evitemos el consumo del papel de plata o de las botellas de plástico, así que apostemos por alternativas mucho más ecológicas que se puedan reutilizar durante largos periodos de tiempo, como botellas de aluminio o porta bocadillos reutilizables.

  

10. No dejar los aparatos electrónicos en modo standby

¿Cuántas veces lo habremos hecho? Dejar los aparatos electrónicos en modo espera puede suponer un gasto de más de 100€ al año, La OCU asegura que el consumo de electricidad en “standby” representa el 11% del total en la Unión Europea.

Dejar la televisión, la videoconsola, el ordenador, etc en modo standby, es decir con el piloto rojo encendido, supone un despilfarro muy importante, principalmente durante la noche.

¿Cómo reducimos el standby? Para reducir el consumo de los dispositivos electrónicos en standby, te recomendamos desconectarlos. En muchos casos es necesario quitar el enchufe de la corriente.

 

11. Di hola a las bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo, aunque son algo más caras, duran hasta 10 veces más y consumen hasta un 80% menos energía y produciendo la misma luz que las clásicas. 

Es decir, que tendrán unas 10.000 o 12.000 horas de uso, que equivalen a una media de 5  o 10 años de vida útil, según dónde las situes. Asimismo donde una bombilla clásica requiere de 10 vatios, una de bajo consumo solo necesita de 22 vatios.

¿Así que por qué no sustituirlas? Como puedes ver a largo plazo, las bombillas de bajo consumo ayudan a tu bolsillo y al medio ambiente.

 

12. Pásate a las mascarillas de tela

¿Aún no te has pasado a las mascarillas de tela? En estos tiempos de pandemia que estamos viviendo, mucha gente utiliza mascarillas y las acaba tirando en el suelo cuando les quedan inservibles.

Si no es extremadamente necesario como por ejemplo para los profesionales de la salud u otros ámbitos donde deben usar mascarillas de mayor protección, si acudes a un centro hospitalario o si estas sano y no perteneces a grupos de riesgo, te recomendamos que te pases a las mascarillas de tela. Además de reducir la huella de residuos en el planeta, también nos sirve para ahorrar unos eurillos.

Las mascarillas de tela son muy útiles para el día a día, puedes tener dos o tres que puedes ir lavando y alternando según las vayas utilizando.